Sobre mi desnudo (?) en FabioTV

Debido a que me saqué la remera para el bloque de la sesión de fotos de FabioTV #2, muchos comentarios dispares surgieron en la web (2 hasta ahora). Uno decía que estaba metiendo panza, y otro decía que me estaba agarrando apnea de tanto meter la panza.
Para desmitificar todo este revuelo armado, procedo a mostrarles fotos, no aptas para impresionables, de mí tanto metiendo panza como con la panza normal. A los lectores impresionables: no lean el resto del post. A quienes se crean lo suficientemente valientes para hacerlo… do it.
Continue reading Sobre mi desnudo (?) en FabioTV

Llegó!

Hace más o menos 20 días tuve un ataque de consumismo, y quería bajo cualquier costo conseguir cualquier cosa que tuviera que ver con Final Fantasy VIII, juego del cual no me canso de declarar que estoy enamorado.

Navegando por ebay encontré este remate en el cual un vendedor ofrecía “joyería” que utiliza el protagonista de este juego, Squall Leonheart. El set estaba compuesto por un anillo, un collar, una pulsera, y un llavero. Yo dudaba comprarlo, me daba miedo el pedir algo a Hong Kong, a un vendedor que tuvo algunas calificaciones negativas por pedidos que jamás llegaron (era poco el porcentaje, pero no por eso dejaban de estar), y encima pedir algo que probablemente me lo robaran en la aduana. Pero @Federica básicamente me instigó a comprarlo, sin dejarme chances de oponerme (ella sólo estaba ayudándome a que yo satisfaciera mis impulsos y deseos jaja).

Grande fue hoy mi sorpresa cuando, al llegar a mi casa para estar un brevísimo momento entre el trabajo y la facultad, vi un paquete en un sillón, tras lo cual escuché un grito de mi viejo diciendo “Te llegó el pedido de Hong Kooooooong!”. No pude ponerme lo suficientemente feliz porque estaba apurado, pero me calcé todas las joyas encima y fui a la facultad, banana style. Así que ahora estoy blandiendo un hermoso llavero-espada (GunBlade, mejor dicho), el brazalete, el collar, y el anillo. Feliz :).

Les dejo algunas fotitos:

8 estampillas. 8 ESTAMPILLAS!!!

Qué cajita linda.

Qué joyitas lindas :P.

Mate

No sé por qué razón en mi casa no se suele tomar mate. Desde chiquito, siempre que tomé mate fue fuera de casa, y me sentía marginado a veces de no compartir esa tradición argentina (?).

Hace un tiempo ya que quería empezar a tomar mate por mi propia cuenta. Hasta le pedí a alguien que me comprara un mate y todo (no por rata, pero para darle un valor sentimental al mate :P), pero jamás lo hizo. Mejor, ahora pienso que no lo usaría jaja.

Cuando fui de viaje a Chile (sí, tengo que subir las fotos y hablar mínimamente, ya sé; pero recuerden que también tengo que subir las fotos del viaje a Brasil en marzo del año pasado ;D) aproveché y vi unos mates lindos y baratos  (1500$ chilenos, unos 9$ argentinos), y me compré uno. El hombre me dijo que para poder ponerle líquidos calientes, había que “curarlo”. La “cura” consistía en ponerle algún licor/aguardiente durante una semana, para que la madera absorbiera el mismo (luego tendría el olor del licor). Ni lento ni perezoso, ni bien llegué lo llené de Gin al mate. Y a los dos días…

Te tiraría el mate por la cabeza, puto.

Probablemente la única foto en la que salga yo en Bariloche

Y ni siquiera es identificable que haya sido en Bariloche. No me gusta salir en las fotos, así que es muy posible que no me vean en ninguna foto (cuando las postee; tendré que conseguir un medio alternativo a Flickr, o upgradear a Pro, no sé), salvo ésta. Como el hombre al que le alquilamos la casa trabaja en computación, tiene esto que estoy usando:


Jamás me lo hubiera imaginado.

Chau Hedwig

Ayer, después de varios meses de tenerla en una jaula fea y angustiante, liberé por fin a Hedwig, la cotorra. La encontré hace varios meses en el balcón, comiendo de una maceta, y con el gato acechándola a medio metro. Era preferible ganar una mascota antes que perder otra 😛 (vivo en un 13er. piso).

No me gustaba tenerla en una jaula, me daba pena, y siempre esperé alguna oportunidad… como actualmente estoy yendo a practicar manejo en la pista del GCBA (como habrán deducido por el post anterior) y vi que había varias cotorras allí, en una ida a la pista fuimos con la jaula, y la liberamos con mi viejo.

No sé si fue lo correcto liberar a un animal que evidentemente estaba domesticado (no me explico sino cómo llegó hasta el balcón de mi casa, seguro que se escapó de alguna jaula), sobretodo en un “parque” lleno de perros y autos 😛 (y al lado está el autódromo), pero creo que un día de vida libre vale más que una vida encerrado.

La voy a extrañar, y espero que esté bien y sea feliz :). Y para los twitteros, no más “me voy a lavarle la jaula a la cotorra”, que algunos malinterpretaban! Jaja.