Letras

El otro día estaba en una clase en la Facultad y el profesor necesitaba saber a qué número correspondía la letra J. Se puso a contar en voz alta/baja (es decir, no para adentro, pero ciertamente tampoco para que lo escuche todo el alumnado, ya que claramente no era algo importante para la clase cómo contaba), y empezó por la H. Claramente, al empezar por la H, se dio a entender (a mí, por lo menos), que él sabía que la letra H se correspondía con el número 8.

Me llamó la atención, porque en ese momento de la clase yo había hecho exactamente lo mismo: para saber cuánto valía la I, empecé a contar a partir de la H. Y me resultó curioso, y me empecé a indagar: ¿qué mérito puede tener la H como para que nos acordemos de cuánto vale, que no lo tenga la J? ¿Qué nos motiva a saber el valor numérico de ciertas letras y no el de otras? Sin dudas la J podría ser también considerada como una “letra a partir de la cual contar”. Es más, mucho mejor que la H, ya que la J es la número 10, la cantidad de dedos que tenemos (los de los pies no participan: ¿quién carajo cuenta con los dedos de los pies?), y si sabemos que vamos a necesitar contar hasta una letra a la cual no llegamos con dos manos (tampoco vale contar en binario con las manos, es posible pero incómodo), ¿qué mejor que tener una referencia a la última letra que sí podemos contar (aunque, claro, mejor sería tener en cuenta la K, la primer letra que NO podemos contar), para así tener una “posta” y seguir contando?

Pero no, por alguna razón elegimos la H. O tal vez sólo el profesor y yo elegimos la H, y estoy generalizando sin sentido… pero yo creo que si ustedes buscan en el fondo de sus corazones, se darán cuenta que pueden decir el valor de la H sin contar, mientras que si les pregunto la M, o la R, se les va a complicar un poco. Racistas de letras.

Sin dudas un tema interesante para debatir.

2 thoughts on “Letras”

  1. Sí, es una de las cosas que pensé, con el tablero de 8×8 y los movimientos “cifrados” juega un papel importante… olvidé mencionarlo en el post.

    Debería preguntarle a mi profesor si juega al ajedrez o no…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *