Mail

Ante la falta del cuarto integrante para los Trabajos Prácticos del cuatrimestre de la materia Algoritmos I, me vi obligado ayer a mandar un mail de reclutamiento a la lista de alumnos de dicha materia para ver si conseguíamos algún voluntario. Este es el mail:

Hola qué tal. Somos D.G., S.L.,” (nota: puse las iniciales, en el mail estaban los nombres completos)” y Matías Laporte
(no necesariamente en ese orden).

Como sabrán, debido a las restrictivas leyes vigentes, no hay TP sin
cuarteto, y no hay cuarteto sin 4 personas. Somos 3; ergo, resta una
persona que se sume a nuestro equipo.

No hay muchos lineamientos acerca de qué estamos buscando, porque
tampoco sabemos bien cuál es nuestro deber (más allá de aprobar…
¿cómo?). Tampoco nos interesa hacer promesas que no podremos cumplir
(nos encantaría prometerles un bizcochito de grasa y un mate lavado,
pero no sé si la situación nos lo permite).
Se habló en nuestro grupo que podía llegar a ser una mujer lo que
necesitábamos, justamente por los argumentos esgrimidos en un mail
anterior; sin embargo, rechazamos esa propuesta por considerarla
sexista, por lo que nos pronunciamos a favor los dos sexos y la
integración igualitaria.

Y juro que no puedo ponerle más onda al mail que lo que hice hasta
ahora… todos mandaron mails tan lindos y llenos de colores que mi
usual forma de escritura lacónica hubiera quedado opacada por ellos.

(el envío de este mail fue aprobado por votación democrática, con una
mayoría cualificada y una abstención, porque no encontré la persona en
el mazinyer; sumado el cuarto integrante futuras votaciones se
realizarán bajo el régimen de dictadura igualitaria, cuyo conductor se
decidirá en un cuadrangular de go, ajedrez, o puñetazos).

Luego recordé que había olvidado algo, por lo que tuve que mandar un segundo mail:

Disculpen el ruido, pero olvidé algo fundamental.

Si creen que responderme a mi mail puede resultar perjudicial para su
salud, les dejo asimismo otros métodos de contacto:

D.G.: mail@blablabla.com
S.L.: mail@blablabla.com
Matías “remera de arcoiris” Laporte: al mail desde el cual escribo, o
para charlas más íntimas mail@hotmail.com

También pueden optar por paloma mensajera, sin embargo dudaría que el
mensaje llegue a destino (al correcto, al menos; a menos que la paloma
mensajera sufriera de combustión espontánea o ingestión
accidental/voluntaria, siempre llegará a destino).

Hasta ahora, nadie respondió. Me parece que voy a tener que mandar un nuevo mail al Jefe de TP’s, diciéndole: “Tengo problemas para hacer amigos, me falta un integrante…” :(.

2 thoughts on “Mail”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *